A vueltas con el aborto, la familia, la libertad y la izquierda

Vuelve a salir en Menéame el tema recurrente del aborto. Sobre esto, y sobre otras cuestiones adyacentes, creo que conviene recordar lo que venimos afirmando o sugiriendo en este blog respecto a la función sociopolítica y económica estructural que desempeña la llamada cultura de la muerte, defendida por la izquierda posmoderna. La izquierda posmoderna debe distinguirse de la izquierda clásica, dominante en Europa hasta los años 60 o 70. Ésta se preocupaba fundamentalmente por los problemas de la justicia, desde una perspectiva social: redistribución de salarios, ampliación de la cobertura social, universalización de la educación… Las preocupaciones de la izquierda clásica son preocupaciones que es necesario recuperar y poner otra vez en primera línea, pues tratan de los problemas más graves y reales que afrontan nuestras sociedades (en Europa y en el resto del mundo).

La izquierda posmoderna, en cambio, se preocupa más de cuestiones relativas a las libertades individuales: comportamiento sexual, «derecho» a la «muerte digna», libertad para consumir determinadas drogas, etc. Esto, más allá de que tenga su razón en determinados casos, es algo que afecta a la vida de ciertos individuos pero que no afecta tanto —o incluso no afecta en absoluto— al rumbo general de una sociedad. Y esta diferencia es muy importante.

Mi tesis es que la izquierda posmoderna desempeña un papel funcional dentro del sistema socioeconómico actual y de la ideología (o cultura) globalista que lo apoya. Por eso las preocupaciones de la izquierda posmoderna son (contrariamente a lo que gustan de pensar sus militantes) aceptadas y consagradas en la cultura dominante occidental, porque resultan fuentes de legitimación para las tendencias que interesan al sistema económico globalista:

• El comportamiento sexualmente promiscuo es interesante para el sistema globalista, porque si a los agentes dominantes en dicho sistema les interesa que un trabajador esté dispuesto a deslocalizarse lejos de su localidad de origen para aprovechar las oportunidades miserables ofrecidas por un sistema económico-laboral precarizante, estará más dispuesto a aceptar esa deslocalización precarizante si sus relaciones humanas consisten en copular aleatoriamente con una desconocida cada fin de semana que si está vinculado afectivamente a una novia estable que visita con frecuencia.

• Si al sistema globalista le interesa contar con una trabajadora que esté dispuesta a vivir de ciudad en ciudad sin rumbo denitivo a cambio de unas mejoras salariales paupérrimas (o incluso a cambio de nada, de mantener solamente su trabajo), resulta más conveniente que esa mujer no tenga que sopesar la existencia de un hijo que deba continuar en su escuela y mantener a sus amigos. O que no tenga que valorar que está casada. Funcionalmente, para el sistema globalista, el matrimonio «tradicional» y los pruritos morales respecto al aborto son obstáculos a la libertad del mercado laboral (entendido este como acumulación del capital e incremento de desigualdades sociales).

• Por los mismos motivos, la vinculación familiar con los ancianos, y el sentido de responsabilidad con estos, son otro obstáculo. Resulta más conveniente, para el globalismo, que se facilite el suicidio a las personas que «sobran» al dejar de constituir unidades eficaces de producción. Por eso la cultura posmoderna favorecerá que los familiares de los ancianos no se sientan obligados con ellos, y que los estados eviten «despilfarrar» dinero en mantenerlos con vida. La extensión de los debates sobre la muerte digna no se entiende sin incluir este aspecto.

Por todo esto, la cultura de la izquierda posmoderna desempeña un papel funcional dentro del esquema globalista de poder, de la economía trasnacional y de sus relaciones de dominación. El estilo de relaciones humanas individualizantes que promueve la cultura de la izquierda posmoderna es un instrumento utilísimo para estrechar esa dominación, en la que los individuos se ven despojados de las estructuras sociales intermedias (familia, barrio, gremio, comunidad religiosa, etnia) que hasta ahora operaban entre ellos y el superpoder económico-estatal, el cual, al saberlos solos, cada vez los aprieta, maneja y explota más y más. Acaso la cultura social de la izquierda posmoderna sea el instrumento más eficaz para conducir a esta dominación, por cuanto se presenta a sí misma como la antítesis política del sistema económico globalista y «neoliberal» y como su mayor enemigo, cuando en realidad es su quinta columna psicológica y cultural.

Publicado en Sem categoria | 4 comentarios

Los asesinatos de Obama

Muy bueno —como suele ser— el apunte de Arcadi Espada sobre Obama y sus asesinatos «selectivos» (entre comillas porque el adjetivo miente). Está en su blog, Diarios de Arcadi Espada, bajo el título de «El tripulante»:

Obama ha matado a unas 2.200 personas en su primer mandato. La mayoría vivían en lugares difíciles del inmenso Pakistán y se sospechaba que eran terroristas. Los asesinatos fueron el resultado de la acción de los drones, aviones no tripulados diseñados para el espionaje y el ataque. A los 2.000 muertos cabe añadir un cierto número de heridos y de destrucción material: el drone, contra lo que dice el common sense, mata moscas a cañonazos. Todas estas cifras, sin embargo, deben tomarse con prevención porque una de las características del programa (hermosísimo eufemismo) es su carácter secreto. Es decir. El presidente envía cíclicamente misiones no tripuladas a Pakistán (más del 90% de las misiones suceden allí) y les encarga la ejecución de determinados asesinatos; pero no tiene ninguna obligación constitucional de dar cuenta de ellas. Por frasear: la democracia no tripula los drones.

Estas máquinas mortíferas son admirables por varias razones. Está la tecnología, lindante con la magia. Y, desde luego, la evidencia de que los efectos colaterales son irrisorios comparados con los tanques, la artillería, los bombaderos. No hay duda de que los drones sirven a la reducción de la violencia en el mundo. El principal problema es que su acción no puede ser identificada con la guerra. Aun en condiciones de desigualdad brutal en la potencia de fuego, la guerra supone un riesgo para todos los contendientes. El drone, por el contrario, supone un riesgo cero y eso lo deja perfectamente instalado en el terrorismo de Estado. Con razón dijo ayer con toda solemnidad Obama que una década de guerra ha terminado. ¡Ahora empieza la del crimen!

De esta historia siniestra lo más reseñable, sin embargo, es la placidez con que Obama ha llevado a cabo sus planes. En América, por supuesto: un 83% aprueban los vuelos. Pero aún más sorprendente es lo de Europa, faro moral. Ni en Copenhague, ¡ni en Barcelona!, han convocado, jamás, una sola manifestación antidrones. Y por supuesto el drone jamás ha sido trending ni topic. Persiste una gran confusión sobre el pueblo y sus ansias. Lo que quiere muchas veces el pueblo es no saber. Sin ataúdes de vuelta ni niños mutilados en los periódicos, la llamada guerra secreta de Obama es, sobre todo, la guerra secreta del pueblo.

El problema de la derecha es su obscenidad. Siempre gobierna para adultos.

Publicado en Sem categoria | Deja un comentario

La psicología del izquierdismo (pos)moderno

Algunas citas pertinentes en un día como hoy:

17. Las formas de arte que apelan a los intelectuales del izquierdismo moderno tienden a enfocarse en la sordidez, la derrota y la desesperación o, por otro lado, toman un tono orgiástico, renunciando al control racional, como si no hubiera esperanza de lograr nada a través del cálculo racional y todo lo que ha quedado fuera el sumergirse en la sensación del momento.

(…)

20. Atención a la tendencia masoquista de las tácticas izquierdistas. Protestan tumbándose ante los vehículos, provocan intencionadamente a la policía o a los racistas para que los maltraten, etc. Estas tácticas a menudo pueden ser efectivas, pero muchos las usan no como medios para un fin, sino porque PREFIEREN tácticas masoquistas.

(…)

21. Pueden pretender que su activismo está motivado por la compasión o por principios morales, y los principios morales juegan un papel para los izquierdistas del tipo sobresocializado, pero la compasión y los principios morales no pueden ser los principales motivos para su activismo. La hostilidad es un componente demasiado distinguido del comportamiento izquierdista, de igual manera que el impulso por el poder. Además, muchos de los comportamientos izquierdistas no están racionalmente calculados para servir de beneficio a la gente a quienes claman estar intentando ayudar. Por ejemplo, si uno cree que las acciones afirmativas son buenas para la gente negra, ¿tiene sentido el demandar acciones afirmativas en términos hostiles o dogmáticos? Obviamente será más productivo tomar una aproximación diplomática y conciliadora que por lo menos haga concesiones verbales y simbólicas a las personas blancas que piensan que las acciones afirmativas los discriminan. Pero los activistas izquierdistas no tomarán semejantes aproximaciones porque no satisfarán sus necesidades emocionales. Ayudar a la gente negra no es su verdadera finalidad. En vez, los problemas raciales sirven para ellos como una excusa para expresar su propia hostilidad y frustración por su necesidad de poder. Haciendo esto realmente hacen daño a la gente negra, porque la actitud hostil de los activistas hacia la mayoría blanca tiende a intensificar el odio racial.

(De «La sociedad industrial», manifiesto escrito por Ted Kaczynski, también conocido como Unabomber.)

Publicado en Sem categoria | 7 comentarios

Por qué el bello sexo es el sexo débil

Hoy, en Atunéame, ha llegado a portada una noticia que muestra de forma ejemplar una de las ruindades morales que se dan más en las mujeres que en los hombres, y cuya expresión es potenciada por la cultura posmoderna y por el feminismo. Resulta que una irresponsable débil mental (lo que ahora se llama «joven liberada») sale de marcha y conoce a tres hombres. Siguiendo los dictados de la cultura del puterío (prostituyámonos gratis y presumamos de ello), de la que es esclava, se los lleva a casa y se los pasa por la piedra, uno después de otro.

Ah, pero he aquí que, al día siguiente, un cierto rescoldo de dignidad (algún progreta posmoderno diría que algún cierto rescoldo de moralismo judeo-cristiano) le hace admitir al día siguiente, a un amigo, que se sentía «sucia».

Y entra entonces el mecanismo de escape psicológico. Me siento sucia, pero no tengo la integridad moral que se necesita para asumirlo. Ergo, la culpa de mi suciedad no puede ser mía. Ergo, tiene que ser de otra persona. Ergo, me han violado: eso es lo que ha sucedido en realidad.

Un mecanismo de proyección psicológica y de autoengaño que un hombre raramente haría, y que de hacerlo le haría sentirse no exculpado de su suciedad, sino todavía más sucio, tanto por la acusación horrenda a otras personas como por banalizar la violación. En cambio, la ideología posmoderna y sus ideologemas sobre «la mujer» favorecen que las mujeres que se los creen, en vez de madurar en integridad personal, se conviertan en eternas histéricas adolescentes, combinación perpetua de irresponsabilidad, crueldad y hedonismo.

Los avances del siglo XXI…

Publicado en Sem categoria | 2 comentarios

No estudiéis periodismo

Jóvenes del bachillerato:

Si vuestra ilusión es trabajar en un medio de comunicación, no estudiéis periodismo. Si lo hiciereis, al cabo de cuatro años acabaréis escribiendo así:

http://www.elmundo.es/elmundo/2012/09/17/madrid/1347883435.html
La hasta ahora jefa del Ejecutivo madrileño, Tal y como ha reconocido, Visiblemente emocionada, ha recalcado en alusión, alejarse de la primera línea política, una sala de prensa abarrotada.

Leed a Azorín o a Delibes.

Publicado en Sem categoria | Deja un comentario

S.O.S. Alemania

Esperanza Aguirre ha tenido una idea:

La presidenta de la Comunidad y del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha destacado que los 20.000 cursos de alemán básico que va a poner en marcha el Gobierno regional para parados va a contribuir a proporcionar a Alemania jóvenes madrileños “bien formados”.

En rueda de prensa posterior al Comité de Dirección del PP de Madrid, Aguirre ha señalado que la Comunidad ha estado en contacto con empresas alemanas que le han señalado que necesitan a españoles y que, por eso, lo tienen “decidido” y ponen en marcha estos cursos.

Nosotros estamos con Esperanza. En Alemania existe un déficit de jóvenes preparados, porque no tienen una unibersidad y un sistema educatibo de calidad, como el español. Asi que como los españoles somos jenerosos, les haremos el fabor y les daremos lo que necesitan, igual que emos evanjelizado América. Solo nos falta aprender alemán, pero si es para alludarlos, lo aprendemos (asi que todos hablemos inglés, por supuesto). Cuánto nos lo van a agradecer los pobres alemanitos, que viven en el tercer mundo cultural…

Publicado en Sem categoria | Deja un comentario

La neo-locución televisiva «cool»

Estilo de locución televisiva cuando había pocos licenciados en periodismo en España (o tempora…):

http://www.youtube.com/watch?nomobile=1&v=lagX6pQrQOE#t=00m16s

Estilo «profesional» actual (todo «buen» estudiante de locución, especialmente si aspira a pertenecer a la categoría de presentadora mona):

http://www.youtube.com/watch?nomobile=1&v=g1dOtdYvaqE#t=00m10s

Al final acabarán por hablar así hasta los actores de doblaje.

Publicado en Sem categoria | Deja un comentario