Por qué el bello sexo es el sexo débil

Hoy, en Atunéame, ha llegado a portada una noticia que muestra de forma ejemplar una de las ruindades morales que se dan más en las mujeres que en los hombres, y cuya expresión es potenciada por la cultura posmoderna y por el feminismo. Resulta que una irresponsable débil mental (lo que ahora se llama «joven liberada») sale de marcha y conoce a tres hombres. Siguiendo los dictados de la cultura del puterío (prostituyámonos gratis y presumamos de ello), de la que es esclava, se los lleva a casa y se los pasa por la piedra, uno después de otro.

Ah, pero he aquí que, al día siguiente, un cierto rescoldo de dignidad (algún progreta posmoderno diría que algún cierto rescoldo de moralismo judeo-cristiano) le hace admitir al día siguiente, a un amigo, que se sentía «sucia».

Y entra entonces el mecanismo de escape psicológico. Me siento sucia, pero no tengo la integridad moral que se necesita para asumirlo. Ergo, la culpa de mi suciedad no puede ser mía. Ergo, tiene que ser de otra persona. Ergo, me han violado: eso es lo que ha sucedido en realidad.

Un mecanismo de proyección psicológica y de autoengaño que un hombre raramente haría, y que de hacerlo le haría sentirse no exculpado de su suciedad, sino todavía más sucio, tanto por la acusación horrenda a otras personas como por banalizar la violación. En cambio, la ideología posmoderna y sus ideologemas sobre «la mujer» favorecen que las mujeres que se los creen, en vez de madurar en integridad personal, se conviertan en eternas histéricas adolescentes, combinación perpetua de irresponsabilidad, crueldad y hedonismo.

Los avances del siglo XXI…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sem categoria. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Por qué el bello sexo es el sexo débil

  1. eshatter dijo:

    Dos mujeres se encuentran por la calle, ambas sonríen y se abrazan mostrando alegría, hacía tiempo que no se veían, hablan brevemente porque tienen prisa prometiendo llamarse pronto. En su mente realmente pensaban cosas como “mírala que zorra, lleva meses sin hablarme y me saluda cómo si fuéramos amigas” “pero si viste como una piltrafa, no me sorprende que su novio la engañara” “Sí,si… te va a llamar rita la cantaora, la que se tiró a tu novio”

    Dos hombres se encuentran por la calle:
    – ¡Hola cabrón! Llevo meses sin saber de ti, a ver si llamas
    – Haberme llamado tú maricón, que la línea tiene dos sentidos. Llego tarde a un sitio ¿quedamos para unas cervezas este sábado y me cuentas?
    – Ostia, este viernes no puedo, ¿el viernes?
    – ¡Pues claro! A las 8 en el bar que hay al lado de tu casa.

    No existe tal avance del siglo XXI. Las mujeres seguimos siendo educadas como seres retorcidos y manipuladores, dulces e inocentes florecillas incapaces de hacer nada malo. Por suerte cada vez más mujeres escapan del cliché

    • Perhi dijo:

      Es discutible que sea únicamente por educación: al fin y al cabo, la sinceridad y la falta de duplicidad son virtudes predicadas para todo el mundo, no sólo para los hombres. Yo creo que los dos sexos tienen modos de pensar y sentir *naturalmente* diferentes, que *favorecen* vicios y virtudes diferentes. Luego, claro, la educación puede favorecerlos o reprimirlos.

      Por ejemplo, la psique masculina suele ser más individualista, y eso provoca que el «sobradismo» explícito sea un rasgo más habitualmente masculino que femenino. Las mujeres tienen una inclinación más social que los hombres, en cambio, y por eso suelen estar más atentas a los efectos sociales de su comportamiento. Creo que en buena medida estas diferencias son naturales. Cada sexo tiene su tendencia propia a determinados defectos y a determinadas bondades.

      La perversión del caso que pongo en la entrada es que la cultura actual en vez de favorecer determinada virtud (la nobleza) favorece lo contrario.

      Gracias por leer la entrada, eshatter, y por dejar el comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s