Qué es el complejo de superioridad moral y cómo se manifiesta

Las personas que conocen o al menos siguen las opiniones de estos tres reaccionarios derechistas e insolidarios que escribimos en este blog, sabrán que una de las cosas que más nos disgusta de la buena gente progresista es que lo llamamos el «complejo de superioridad moral e intelectual de la izquierda».

Gracias a un hilo de comentarios en meneame.net, y a la interesante entrada del blog referenciado en ese hilo, me encuentro con una actitud que puede ejemplificar muy bien aquello a lo que nos referimos. El texto original es breve, y se puede reproducir concisamente. Léanlo con atención, y después haremos un ejercicio rápido de analogía.

“Voy a matar a Esperanza Aguirre” –me espetó hace semanas uno de mis alumnos más impulsivos. Yo le comenté que no podía decir eso, que era algo muy grave, que hay que resolver los conflictos por vías pacíficas, que esas palabras podían ser tomadas como una amenaza de muerte que le podría causar a él mismo graves problemas… Le hice ver que la violencia no es el camino, que hay que reclamar lo que uno considere, pero por vías que no supongan el exterminio del otro.

Pero ahora veo, al hilo de las palabras de ayer de la presidenta, que seguramente obré mal. “El Estado debe limitarse a instruir a los alumnos porque ya les educa la familia”. En vez de instruir, yo, funcionario docente del Estado, coarté la libertad de este individuo y me dediqué a educar.

Pero entendido, presidenta. La próxima vez que me encuentre ante una ocasión de educar a mis alumnos, dejaré que sea el mercado (si la familia no está en ese momento) el que con su competitividad y su productividad regule sus conductas (aunque muchos expertos en educación –cosa que no es ni usted ni su Consejera Lucía Figar– recuerdan que educar es tarea de todos: de la familia, la escuela, los medios, la comunidad en la que uno vive).

Simple: se entiende, ¿verdad? Dentro de su sentido literal, y considerando su ironía, es muy razonable, además. Las ideas de Esperanza Aguirre se desmontan porque el propio profesor contrario a ellas ha ejercido su responsabilidad docente para educar en la tolerancia a un niño que, guiado probablemente por alguna barbaridad que había oído en su casa, ha dicho que hay que matar a Esperanza Aguirre.

Ahora, pasemos al ejercicio de analogía. Imaginemos que la entrada del blog empezase así:

“Voy a matar a un maricón” –me espetó hace semanas uno de mis alumnos más impulsivos. Yo le comenté que no podía decir eso, que era algo muy grave… 

Piense ahora el lector: ¿cómo cree que continuaría la entrada del blog? En mi opinión, lo más probable es que el autor hiciese (en algún momento al menos) una reflexión sobre la homofobia y la brutal intolerancia que debe de mamar el niño en su ambiente doméstico como para sacar conclusiones tan salvajes. Sin embargo, en este caso, la voluntad del niño por matar a Esperanza Aguirre no da lugar a ninguna reflexión equivalente sobre la intolerancia ideológica de sus padres.

¿Por qué? ¿Simple casualidad? ¿Economía en la prosa? Es una posibilidad. Sin embargo, hay otra posibilidad de explicación. Que el autor de la entrada, enfrascado en su lucha contra la Espe, y alineado militantemente en el bando opuesta a ella, sienta que cualquier interpretación que pueda generar una autocrítica por parte del propio bando debe ser supeditada a su uso potencial (al menos de puertas hacia afuera) contra el bando contrario. Así, se produce la paradoja de que si el hecho de que un niño diga que quiere matar a un maricón generaría —creo que se puede prever razonablemente— un artículo crítico contra los valores que ha recibido en su casa, el hecho de que otro niño diga que quiere matar a un político de derechas genera un artículo crítico contra… ese político de derechas.

PS: al repasar lo escrito, me de dado cuenta, y corregido, que en vez de haber escrito «alineado militantemente» había escrito «alienado militantemente». No sé cuál de los adjetivos quedaría mejor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sem categoria. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a Qué es el complejo de superioridad moral y cómo se manifiesta

  1. Pero ay ajajaJAJAJAJAJAJ ¿en SERIO? ¿A ESTO dedicas tus domingos? ¿A escribir airadísmos post a tenor del más irrelevante de los hilos?

    • Perhi dijo:

      Sí. Oye, vente por aquí y tómate un café tú también.

      Por cierto, ¿por qué dices que este post es airadísimo?

      Me ha gustado mucho tu blog: «Chorradas, tetas, culos, frikismo, tontunas, caca, mozas…» Conozco a una chica de tu edad a quien le puede gustar mucho; se lo voy a pasar.

      • Digo que es airadísimo por el tono de solemne pero combativa indignación que le intentas imprimir, por supuesto con un resultado bastante cómico. Me hace gracia como a partir de no ya una entrada en un blog sino de los comentarios sobre ella ¡en un meneo! consigues escribir esta obra de arte de la miopía política.
        Repitamos tu ejercicio de analogía, ¿qué opinarías si alguna otra persona sin vida escribiera el artículo “¿El la maldad inherente al pensamiento derechista?” a partir de una veintena de comentarios en una noticia de Libertad Digital? Como mínimo que el alcornoque que lo ha hecho no conoce a ninguna persona de derechas, pues sólo desde la ignorancia se puede acometer una generalización tan absurda. Incluso se te podría ocurrir que esa persona tiene ya una plantilla mental que superponer a cada suceso que presencie para hacer siempre una lectura política bastante sesgada: este con el que estoy de acuerdo es de izquierdas, este otro es un facha asqueroso, éste tiene buen fondo pero ni puta idea de lo que habla, etc.
        Desde el cariño te recomiendo que te intentes echar algún amigo de izquierdas. Te sorprenderá ver que ni tiene ninguna camiseta de Pepiño Blanco ni fantasea con asesinar curas, del mismo modo que tú no tendrás una camiseta de Federico Trillo ni fantasearás con incendiar clínicas donde se practiquen abortos.
        Mejor incluso: intenta echarte algún amigo, aunque no sea de izquierdas.
        ¡Un abrazo! ¡Y gracias por la follower, dile que mande alguna pregunta al tumblr!

      • Perhi dijo:

        De airadísimo nada. Creo que es una percepción subjetiva mal fundada por tu parte, y si me vieras no la tendrías.

        Lo de la miopía lo tengo que rechazar. Creo que lo que tú llamas «miopía» es que veo lo suficiente a partir de una experiencia que me permite generalizar con la suficiente precisión. Tú dirás que que un artículo como «La maldad inherente al pensamiento derechista» sería un absurdo. Sin embargo, hay muchísima gente que piensa exactamente eso, que toda persona de derechas, por el hecho de serlo, es intrínsecamente o egoísta, o malvada o, al menos, estúpida. No es que hagan artículos con ese título, pero es lo que piensan, y es evidente que lo piensan, porque tratan de entrada a las personas de derechas como tales. Y no tienes más que mirar a tu alrededor para comprobarlo (una variante de este comportamiento es cuando, al conocerte y caerles simpático, rajan de la derecha porque presuponen que tú eres de izquierdas — a mí me pasa bastantes veces).

        Gracias por la recomendación; pero fallas totalmente. Buena parte de mis amigos son de izquierdas, militantes además. Es más, con toda seguridad puedo decir tengo más amigos de izquierdas de que derechas.

        Y sin ninguna acritud, te digo que las demás deducciones que haces sobre mí, en las que se nota obviamente una intención ofensiva, me resultan indiferentes. Te devuelvo el abrazo, este sí, sin ánimo de faltarte al respeto.

  2. Pingback: Qué es el complejo de superioridad moral y cómo se manifiesta

  3. San Devs dijo:

    Todo es mucho más simple, hombre. El complejo de superioridad moral es independiente de la ideología politica (izquierda/derecha). En realidad el complejo de superioridad moral tiene mucho más que ver con la adhesión mental sistemática a una de estas, las personas que piensan por si mismas y no adoptan ni heredan ideologías, comprobarás, no tienen ese complejo ni tampoco se lo buscan a los demás para desacreditarlos. Si pudieras “salirte” de ella un momento comprenderías lo retorcido y aburrido que es tu post. ¿Porque no expresas y argumentas sobre lo que piensas en lugar de buscarle pulgas al perro ajeno? Intentalo, es más sano 😉

  4. Perhi dijo:

    Corrrecto, el complejo de superioridad es independiente de la ideología, o de otras pertenencias colectivas. Las personas débiles psicológicamente se adhieren a algunos grupos esperando que la pertencia al mismo les otorgue un valor que no están seguras de tener por sí mismas.

    Sucede que, en mi opinión, actualmente en la izquierda existe en especial esa tendencia, probablemente por su posición ideológicamente dominante. No es que piense que el complejo de superioridad moral sea algo «inherente» a esa ideología. ¿Por qué piensas que no puedo salirme de la ideología?

    El estilo del post no es de lo más suelto que he escrito; te admito que puede ser aburrido.

  5. Amok dijo:

    Simple: Espe me ha dejado sin sanidad. También sin educación, en breves. Ha dejado mi barrio hecho una pena. Puedo seguir.
    A ver si es verdad y alguien se la carga 😉

    El colectivo gay no me ha hecho nada.

  6. La derecha, nuestra derecha occidental (aunque podría perfectamente “mundializar” esta apreciación con los matices que cada caso requiera) prioriza el dominio de lo privado en desmedro de lo público; aplica políticas que inevitablemente generan inequidad, desigualdad y exclusión; se desentiende de la salud, la educación y la vivienda de los más humildes e inmigrantes; desprecia apasionadamente a los pobres y morochos de los barrios sumergidos; persigue y maltrata a los marginales y desamparados al mismo tiempo que no deja de producir más y más marginalidad y desamparo; lanza su cruzada contra todas las conquistas populares; reivindica las dictaduras y las recetas de conquista corporativa aplicadas a los países emergentes durante los años 90; recorta planes y asignaciones sociales; favorece los negocios del capital concentrado; desalienta o prohibe las actividades culturales, artísticas y educativas que fomenten la participación comunitaria en cualquiera de sus formas; protege a represores, espías, traidores y esclavistas…

    Y jústamente, por todas esas trágicas razones, “la derecha” no puede dejar de apelar insistentemente a la comedia de la reconciliación, la paz, el diálogo y el abandono de la política en pos de tapar la realidad con globos de colores. No se trata, no obstante, de una astuta doble moral, ni de una máscara hipócrita, ni de una ficción capaz de disimular el espanto de la realidad; sino simplemente, de poner en evidencia las dos caras de la moneda: hay “fiesta” porque la(s) derecha(s) se desinteresan de la educación, los hospitales públicos y las viviendas populares; hay “reconciliación” porque represores y autoritarios terminan ocupando cargos públicos de la mano de la democracia; hay “dialogo” porque huyen del real debate político, porque no tienen ningún “con que” ideológico inclusivo razonable; hay “globos de colores” porque el arte, la cultura y la ciencia van heridos de muerte cuando la derecha maneja las cosas; no hay política porque la misión de esta gente es conservar el statu quo y no transformar NADA. Es decir, porque su finalidad es perpeturar el “órden natural” de la dominación y no propiciar la interrupción del órden por parte de los excluidos de él.

    Dejémoslo en que nosotros estamos en moral neutra. El problema es, cuánto más abajo está dispuesta la derecha a caer moralmente, con tal de lograr la consecución de su erroneo ideario.

    Saludos desde Argentina.

    • Jorge dijo:

      Pues eso será en Argentina, porque en España la derecha oficial es más progre que los progres, de hecho compiten en progrez y politicocorrectismo con el izquierdismo..

      Se nota que no vives en España, aquí la derecha y la izquierda sistémicas practican el mismo tipo de política.

      Eso de que cuando gobierna la derecha desaparece la cultura, la ciencia y demás es un típico mantra izquierdista moderno totalmente falso y antihistórico.Cuando gobierna la izquierda si que desaparece la cultura, toda cultura que no vaya a favor de su corriente disoluta ideológica es condenada al ostracismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s